Consejos para tu Boda

Requisitos para casarse

Matrimonios Mixtos

1.    Requisitos previos.
Matrimonio mixto es el celebrado entre dos personas bautizadas, una de las cuales pertenece a la Iglesia Católica y no se ha apartado de la misma por un  acto formal, y otra adscrita a una iglesia o comunidad eclesial cristiana que no se halla en comunión plena con la Iglesia católica.
Para que el sacerdote pueda bendecir y dar asistencia lícitamente a estos matrimonios se requiere el permiso del Obispo, quien ha de evaluar la existencia de una causa justa y razonable, así como exigir las siguientes  acciones:  
a)    La parte católica, en presencia de dos testigos, debe declarar que está dispuesta a evitar el peligro de abandono de la fe y prometerá  sinceramente que hará lo posible  para que todos los hijos sean bautizados y educados en la Iglesia Católica.
b)    Informar a la parte no católica de las responsabilidades y promesas asumidas por la parte católica.
c)    Ambas partes deberán ser instruidas sobre los fines y propiedades esenciales del matrimonio, las cuales no puedan ser excluidas por ninguna de las partes (libertad, fidelidad, indisolubilidad y no excluir los hijos).      
El permiso debe ser solicitado por el párroco que está instruyendo el Expediente Matrimonial por ante la Cancillería  de la Curia Metropolitana. Tal permiso debe ser presentado conjuntamente con el formato que da constancia  de los compromisos que asume la parte católica.
2.    La celebración.
En los matrimonios mixtos, entre una parte Católica  y la otra parte no Católica  perteneciente a otra Iglesia  y Comunidades eclesiales, y también en los matrimonios entre una parte católica y una no bautizada, se debe de suyo observar la forma canónica. Sin embargo, si hay graves dificultades  para ello, se podrá dispensar de ella en cada caso, permaneciendo para la validez la exigencia de alguna forma pública de celebración.
La Iglesia parroquial es el lugar propio para celebrar el matrimonio entre católicos bautizados o entre un católico y un bautizado no católico, aunque con licencia  del Obispo o del Párroco, puede celebrarse en otra Iglesia u oratorio público. Dice el Código D.C.:
1118  § 1.    El matrimonio entre católicos o entre una parte católica y otra parte bautizada no católica se debe celebrar en una iglesia parroquial; con licencia del Ordinario del lugar o del párroco puede celebrarse en otra iglesia u oratorio.
 § 2.    El Ordinario del lugar puede permitir la celebración del matrimonio en otro lugar conveniente.
 § 3.    El matrimonio entre una parte católica y otra no bautizada podrá celebrarse en una iglesia o en otro lugar conveniente.
1127 § 3.    Se prohíbe que, antes o después de la celebración canónica a tenor del § 1, haya otra celebración religiosa del mismo matrimonio para prestar o renovar el consentimiento matrimonial; asimismo, no debe hacerse una ceremonia religiosa en la cual, juntos el asistente católico y el ministro no católico y realizando cada uno de ellos su propio rito, pidan el consentimiento de los contrayentes.
Por eso en Caracas, a menos que exista expresa licencia del Arzobispo o de sus Vicarios Generales, -la cual sólo se concederá en casos extremos-, queda prohibida totalmente la celebración de matrimonio en residencias u oratorios particulares, centros sociales, hoteleros o recreativos, espacios públicos, parques y jardines, o cualquier  lugar no destinado al culto. A todos los párrocos, vicarios parroquiales o diáconos les corresponde educar a los fieles  sobre el sentido de esta disposición, a fin de superar exigencias que no corresponden  a motivaciones cristianas.   


Visita nuestro directorio de proveedores para encontrar los mejores servicios para tu boda. 



Volver