Consejos para tu Boda

Requisitos para casarse

Boda Católica: El Expediente Matrimonial

El Expediente Matrimonial lo tramitan los novios personalmente en la parroquia donde viva uno de los dos (pueden elegir la que quieran), unos cuatro o seis meses antes de su matrimonio.


 


Los documentos requeridos son:


 


La Fe de Bautismo de ambos novios, expedida recientemente (no más de seis meses), ya que en la Fe de Bautismo se hace constar si la persona es soltera, es decir, que no ha recibido ya el Sacramento del Matrimonio. Si uno o los dos novios han sido bautizados fuera de Venezuela, tienen que convalidar en el Arzobispado de Caracas su Fe de Bautismo.


 


Constancia de haber hecho el Curso Prematrimonial.


La Constancia del Matrimonio Civil, ya que el Código Civil de Venezuela (art. 45) determina que en Venezuela no puede celebrarse ningún matrimonio religioso antes del civil.


 


En la entrevista con el Párroco, él les citará para un encuentro donde declararán, de palabra y por escrito, y bajo juramento, que conocen sus deberes y obligaciones al contraer matrimonio cristiano, y que no tienen ningún impedimento para contraerlo válidamente.


 


También deberán llevar dos testigos por cada novio, quienes declararán lo mismo, bajo juramento, en esa entrevista o en otra que les asigne el Párroco.


 


Si no van a casarse en su propia Parroquia, deben decírselo al Párroco para que él autorice el traslado del expediente matrimonial a la parroquia donde desean casarse. También deben decirle al Párroco el nombre del sacerdote invitado para la celebración.


 


Cuando reserven la iglesia o capilla para casarse, deben indicar si la ceremonia se hará con Misa o sin Misa, para que les puedan asignar el tiempo necesario. 


 


Cuando uno de los dos no es católico (o ni siquiera bautizado), deben pedir la Dispensa de “Mixta religión” o de “Disparidad de culto”. Este trámite deben hacerlo con la guía del Párroco donde están haciendo el Expediente matrimonial.


 


Visita nuestro directorio de proveedores para encontrar los mejores servicios para tu boda.


 


Fuente: Padre Carlos Zancajo



Volver